Menu

lunes, 8 de octubre de 2018

Amazónico té, mejor visual novel de #RayuelaJam



Durante el mes de agosto se celebró la primera game jam Rayuela de Arena dedicada a la ficción interactiva en español. 22 participantes presentaron juegos narrativos bajo el tema de los mitos y religiones, inspirada por los titanes de la literatura Jorge Luis Borges y Cortázar.

¡Ha habido de todo! Aventuras conversacionales, novelas visuales, juegos de mesa...  Además, como evento de comunidad, se han generado muchos contenidos, como charlas y tutoriales, que se pueden consultar en el foro. Merecen realmente la pena tanto para veteranos como para recién llegados a este mundo tan interesante.

Nuestra visual novel, Amazónico té, ha sido la visual novel mejor clasificada, y además ha quedado segunda en la votación general. Si no la has probado aún, ¡Es el momento!

jueves, 13 de septiembre de 2018

Post mortem de Amazónico Té




En este post vamos a analizar un poco las cosas que han salido bien y las que han salido mal con el desarrollo de Amazónico Té. Empecemos por lo malo.

¿Qué ha salido mal?
  • Bajo número de opciones para el jugador. Cuando diseñé el diagrama de escenas me di cuenta de que no íbamos a ser capaces de tener un alto número de decisiones debido a todo el trabajo de arte que eso supondría. Por lo que priorizamos el resultado final (audio, transiciones, arte...) sobre la interactividad. Pero es posible que meter al menos una decisión más a cambio de menos calidad por ejemplo en el audio hubiese funcionado.
  • Falta de variedad en las expresiones. Debido a la complicación del verano y el necesario descanso estival, no hemos podido dedicar todo el tiempo de producción que hubiésemos querido. Eso ha provocado que David no haya podido generar mucho arte.
  • Falta de experiencia con Visual Novels. Aunque el resultado es muy satisfactorio para ser la primera, la verdad es que he notado falta de agilidad a la hora de crear la historia en Unity. He sobreprogramado algunas cosas que no eran necesarias y he intentado cosas que no se podían hacer de una determinada manera. Lo típico cuando coges un género que no habías probado.
Pero ¡No todo es malo!
¿Qué ha salido bien?
  • ¡Hemos conseguido acabar el juego! Creo que la decisión de recortar en opciones tiene la parte positiva de que el juego ha quedado como un producto muy redondo.
  • Tenemos un producto. Con esta Visual Novel podemos intentar conseguir clientes que estén interesados en este tipo de juego para advergaming, gamificación, etc. Tenemos algo para enseñar y vender.
  • Hemos aprendido sobre la historia y la cultura peruana. Aprender siempre es bueno :)
  • Hemos aprendido un poco más sobre márketing y promoción. La promoción siempre ha sido nuestro punto débil, pero con este juego hemos intentado por ejemplo llevar este diario de desarrollo y tener más presencia en redes.

jueves, 6 de septiembre de 2018

CEOs de postín


He tenido la suerte y el honor de ser responsable de tecnología de dos empresas españolas, llamémoslas startups. Las dos con pequeñas plantillas de 5 a 15 personas. Las dos con inversión "Flamily & Friends". Las dos dirigidas por personas que no saben de tecnología, lo cual en principio no tiene nada de malo.

En ambas me engañaron a la hora de contratarme prometiéndome unos dividendos o recompensas que nunca se ejecutaron, a pesar de mi alta implicación con la empresa. "Es culpa tuya por firmar un contrato donde no estaba reflejado". Sí y no. Cuando se establece una relación laboral, la confianza es muy importante. A mí me van a pagar porque confían en mi calidad como responsable, aunque no me hayan visto en acción. Igualmente, yo confío -o confiaba- en la palabra del que me contrata y en que la va a cumplir. Si mientes a tu responsable de tecnología -o a cualquier empleado- a la hora de la contratación, ¿qué esperas que pase? Veamos las opciones:
  • Opción 1: Que se vaya cuando constate que no le vas a pagar (mi caso)
  • Opción 2: Que se quede con resentimiento y desmotivación. 
  • Opción 3: Que te perdone y pelillos a la mar
Bueno, está claro que la opción 3 puede darse, pero lo veo raro raro. Lo normal si nos sentimos engañados es que nos vayamos si podemos, y si no tenemos otra opción nos quedemos. Lo que siempre significa la degradación del ambiente laboral y a la larga el posible fracaso del proyecto ¿De verdad hay gente que monta una empresa y alegremente promete cosas que luego no va a cumplir? Desgraciadamente sí. Es como minar la línea de flotación.

Entonces me encuentro con la segunda decepción: el CEO no quiere aprender cómo dirigir una empresa de tecnología. O quizás piensa que ya tiene el conocimiento para dirigirla. Se comporta como un coacher: motivación al equipo, buen rollo, ánimo chicos que lo tenemos. Piensa que como no tiene los conocimientos tecnológicos, no puede hacer nada. Es típico también en los equipos indies cuando parece que lo único que falta es "programarlo". Entiende que tiene tiempo libre. Sin embargo, es una lástima no invertir ese tiempo en:
  • Leer los términos y condiciones de las tecnologías que usamos
  • Buscar inversión
  • Aprender el uso de las herramientas de seguimiento que ponemos a su disposicón
  • Entender los diagramas técnicos para conocer más a fondo el software
  • Leer la documentación generada
  • Coordinar con la gente de márketing las acciones a tomar
  • Analizar posibles escenarios y plantear planes de contención del riesgo
Bueno, yo no soy director de empresas y a lo mejor esas competencias no son las apropiadas, pero me da la sensación de que un CEO debería estar tan atareado como un CTO. Y sin embargo estos CEOs son los que acaban ausentándose más de la oficina. Algunos se cortan un poco y ponen excusas de reuniones que nunca llegan a ningún sitio. Otros directamente te dicen que se van de vacaciones el mes antes de lanzar la aplicación a los mercados, o a echar unas partidas de golf mientras tú trabajas. Y lo mejor es que te mandan fotos.

Lo que sí encontramos son ideas iluminadas. Es normal llegar un lunes a la oficina y que este CEO se salte a la torera las planificaciones para pedir cambios que se basan sólo en su intuición. Yo entiendo que tener olfato es algo esencial en los negocios, y que no se debe ser rígido con las planificaciones (lean startup), pero mal vamos cuando se piden cambios sorpresa varias veces a la semana, y cuando se pide deshacer cambios de semanas anteriores. Y todo ello sin revisar la planificación. El "¿Qué tenemos para esta semana?" como si hablásemos del menú de un restaurante...

Por supuesto, todo ésto deriva en que el equipo de desarrollo "echa pocas horas", cuando están trabajando muy por encima de su jornada laboral e implementando cambios fuera de planning. Se le exige los desarrolladores que, sin motivación ni recompensa, mientras su jefe juega al golf, trabajen más porque sí. Bueno, porque sí no, porque van a recibir un beneficio que no ha sido firmado y que ya nadie se cree. Bien jugado. Triunfo seguro.

Yo le quiero pedir un favor a este tipo de personas. Entiendo perfectamente que tengan sus propiedades, sus rentas, y que tengan que tener una empresa para parecer alguien en sus círculos. O incluso para justificarse con su padre o con su suegro. Pero por favor: pongan un segundo CEO que haga el trabajo de dirigir de facto la empresa. No mientan para contratar. No vendan humo. Así no estamos construyendo un tejido empresarial bueno en este país. No traten de parecer uno más, porque ustedes no se consideran uno más. No nos digan que somos un equipo si en su mente la estructura es jerárquica. Mejor las cosas claras, desde el principio, así todos sabemos a qué atenernos. A lo mejor nos reímos menos durante la fase de desarrollo, pero tenemos algo de lo que sentirnos orgullosos muchos años después.

Por último, dejo aquí un vídeo de TED en el que se habla de que para resolver un problema, hay que tener conocimiento. El conocimiento se adquiere con aprendizaje. Si nuestra intención no es la de aprender, nunca adquiriremos el conocimiento para tener una tecnológica de éxito.


lunes, 3 de septiembre de 2018

Reconocimiento del autor


Es una alegría terminar un proyecto tan delicado como la adaptación de un relato, y que el autor te felicite por el trabajo. Estamos muy contentos con el resultado y esperamos seguir con el trabajo duro.